DERECHOS COMO TRABAJADOR ADOLESCENTE


Así como existen los derechos humanos, también hay derechos que tienes siendo trabajador menor de edad (15,16 y 17 años), requisitos que te pide la LFT, labores peligrosas que están prohibidas, entre otras cosas…


Si tienes entre 15 y 17 años y trabajas o estás buscando un empleo, ES IMPORTANTE que conozcas tus derechos y las condiciones generales de trabajo que establece la ley, te mencionaremos algunos de ellos:


Si tienes entre 15 y 16 años no podrás exceder de 6 horas diarias de tu jornada de trabajo, que deberá dividirse en periodos máximos de 3 horas.


Cobrar tu salario y decidir en que utilizarlo.


El pago por las actividades realizadas será igual al de otro trabajador que haga el mismo servicio.


Descanso el domingo y días festivos (si trabajas en estos días se te pagara conforme la ley).

Vacaciones anuales pagadas de 18 días laborales, por lo menos.


Ser sindicalizados.


Tienes derecho a trabajar siempre y cuando NO afecte tus estudios.

 

Es importante saber que está prohibido el trabajo en menores de dieciocho años en labores peligrosas o insalubres que puedan afectar su vida, desarrollo, educación, salud física o mental y esparcimiento.


 

Los requisitos que te pide la Ley Federal del Trabajo para que puedas trabajar siendo menor de edad son los siguientes:



Tener 15 años cumplidos.


Autorización de tus padres o tutores, a falta de ellos, del sindicato al que pertenezcas, de la Junta de Conciliación y Arbitraje, del inspector del trabajo o de la autoridad.


Tener primaria o secundaria terminada o que el trabajo no afecte en los horarios de tu escuela.


Certificado médico que acredite tu capacidad para el trabajo, así como someterse a exámenes médicos que ordenen las autoridades laborales.


Las condiciones de trabajo deberán constar por escrito y con el consentimiento de tus padres, tutores o quienes ejerzan la patria potestad, así como el compromiso de respetar tus derechos.

 

Derechos como madre trabajadora

Las mujeres disfrutaran de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones que los hombres, con el fin de asegurar la igualdad de trato y oportunidades (así como debes de recibir el mismo pago por el mismo trabajo). Tienes derecho a:



 No realizar trabajos de levantar, tirar o empujar grandes pesos, que produzcan estremecimiento, que actúen o puedan alterar tu estado psíquico y nervioso, o estar de pie durante largo tiempo.


Podrás tener un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto, o transferir hasta cuatro semanas de las previas, después del parto.


Si tu bebe nació con algún tipo de discapacidad o requiere atención medica hospitalaria, el descanso podrá ser de hasta ocho semanas posteriores al parto.


En periodo de lactancia, tendrás dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a tu bebe en un lugar adecuado e higiénico que designe la empresa; Cuando esto no sea posible, previo acuerdo con el patrón se reducirá en una hora la jornada de trabajo durante el periodo señalado.

re